Mi foto
No donde tú estás, Villa Cobarde, Mexico
Este es un espacio donde pongo lo que se me de la gana. Yo no poseo (la mayoría) de lo que postea; así que cualquier link roto no es mi culpa, sino de quién originalmente lo subió. Basicamente lo que vas a encontrar en este blog es: reseñas de discos (los que a mí me gusten) y películas (que vea en estos dias), así como sus respectivos links para que los bajes. También puedes encontrar videos, cosas estupidas... Los objetivos de este blog son: a) Lidiar con el aburrimiento que me generan las vacaciones b) Hacer tributos a las obras o artistan que me gustan e intentar difundir su trabajo entre más personas. Puede sonar pretencioso y tal vez lo sea... Intentaré que lo que suba sea en meagaupload o en megashare, ya que rapidshare es una porqueria...

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Bomberito Juarez (el primer bombero-presidente de México)

¿Acaso fue Bomberito Juarez el primer presidente bombero de México? No, aunque el chiste así lo diga. Hoy nos azotaremos en este blog para traerte algo de historia; algunas de las verdades del "Benemérito de las Américas", Benito Juarez:

Querer que un poder extraordinario, creado por la necesidad y por la voluntad nacional, obre con estricta sujeción a la Ley, es querer un imposible. Es querer que haya huracán sin estragos. Es, como vulgarmente se dice, querer que se toque el tambor sin hacer ruido. Pasará la tormenta, y entonces todo entrará en el orden normal, y habrá lugar de ahorcar al gobernante por lo mal que lo hizo; pero mientras dure el peligro, y mientras la responsabilidad sea del que manda, dejémosle que obre, para que cuando suba al patíbulo a expiar sus faltas, tenga siquiera el consuelo de que obró con libertad, cuando se le obligó a afrontar el peligro."


Se halla en el Epistolario de Benito Juárez, página 167. Carta de Juárez a Manuel Alas; México, 10 de junio de 1862; citado por José Fuentes Mares en su JUÁREZ Y EL IMPERIO
El título de “benemérito de las Américas” es ilegítimo para Benito Juárez, ya que la legislatura colombiana que así lo nombró, no tenía, ni podía tener jurisdicción en las demás naciones del Continente Americano, ni tenia autoridad para otorgar un título que fuera reconocido por todas ellas.
 


El 18 de enero de 1858 México tenía tres presidentes: Ignacio Comonfort, quien renunciaría el 21 del mismo mes, y los dos autonombrados, con dos gobiernos: el del General Félix Zuloaga en México apoyado por el General Miguel Miramón y los conservadores, y el de Juárez en Guanajuato apoyado por los liberales.

Ambos gobiernos eran revolucionarios y pronto estallaría la guerra de tres años. La legalidad de Juárez como presidente ha sido puesta en duda por numerosos historiadores, ya que Comonfort aún no renunciaba, y Juárez se declaró presidente tres días antes de que aquél saliese. Además, Juárez no había rendido la protesta requerida. Por si esto fuera poco, el 15 de abril de 1858 Juárez se embarcó para Panamá de donde pasó a Nueva Orleáns, perdiendo con esto su carácter de Presidente, (si es que lo tenía), según lo establecía la Constitución que él mismo decía defender.


Tratado McLane-Ocampo
El gobierno de Zuloaga había sido reconocido por todas las potencias, inclusive por Estados Unidos que tenía esperanzas de obtener lo que ya les había prometido Comonfort: la cesión de una parte muy considerable del territorio nacional y el paso a perpetuidad por el Istmo de Tehuantepec. Como John Forsyth, ministro plenipotenciario de los Estados Unidos recibió una negativa de Zuloaga para aceptar estas proposiciones, se apartó del gobierno de Zuloaga y se dirigió al de Juárez. Forsyth llegó al extremo de tener en su propia casa a los jefes de la revolución juarista para que conspiraran a mansalva.

Juárez, en cambio,  estaba dispuesto con el fin de obtener el reconocimiento de su gobierno por los Estados Unidos de Norteamérica, con la ayuda económica de todo género que esto implicaba. El 14 de diciembre de 1859 el gobierno juarista firmó el Tratado McLane-Ocampo, por el cual Juárez se comprometió a conceder a los Estados Unidos: el derecho perpetuo de tránsito por el Istmo de Tehuantepec, con la posibilidad de ser vigilado por tropas estadounidenses en defecto de las mexicanas; el derecho de paso a las tropas estadounidenses a través de territorio mexicano para proteger las vidas y hacienda de sus ciudadanos y aun por cualesquiera otras causas; indemnización por los gastos erogados por los Estados Unidos a consecuencia de su intervención militar, aun con entrega de territorio. Por su parte, México tendría derecho a solicitar la intervención armada de los Estados Unidos cuando peligrara el gobierno de los liberales.

El Tratado McLane-Ocampo no logró obtener la ratificación del Senado de los Estados Unidos, porque los senadores del Norte consideraban la adquisición de nuevos territorios de México como una pretendida expansión de tierras esclavistas. La Carolina del Sur se apartó de la Unión el 20 de diciembre de 1860, y pronto la siguieron otros Estados del Sur, y con eso estaba ya a punto de estallar nuestra Guerra Civil; sin embargo, Juárez había logrado el reconocimiento de su gobierno de parte del Presidente Buchanan, y eso era lo que importaba.  


Joel Roberts Poinsett (1779-1851), agente americano en México, que apoyó con entusiasmo la Doctrina Monroe y organizó en México a las logias masónicas yorkinas, propuso a Agustín de Iturbide la anexión a los Estados Unidos de la parte norte de México y el establecimiento de una República Federal (contraria al Plan de Iguala y semejante a la estadounidense), pero el Emperador Iturbide rechazó estas proposiciones. Desde entonces Poinsett comenzó a calumniar a Iturbide y a intrigar con todos los políticos descontentos, persuadiéndolos de que lo que México necesitaba era la República Federal; Poinsett y otros liberales como Ramos Arizpe, Michelena, etc., serían los responsables de la caída del Imperio de Iturbide. “La tendencia mexicanista de Iturbide - afirma Vasconcelos - era sincera. Del otro lado, en el liberalismo, se movía la influencia extranjera”.

En 1825 el presidente Adams envió a Poinsett a México como ministro plenipotenciario, comisionado para gestionar la compra de Texas en cinco millones de dólares, pero no lo logró; años más tarde los agentes de la anexión de Texas a Estados Unidos encontraron en Poinsett un amigo proclive a esta maniobra.


Prácticamente, el territorio de Texas lo vendieron a Estados Unidos Gómez Farías, Mejía y Zavala, a cambio de la protección de los esclavistas estadounidenses, para reintegrarlos en el poder del que los privó Santa Anna. Al cubano Mejía se le nombró jefe del ejército federal, reclutado en Louisiana y encargado de revolucionar en México y tomar Tampico; a Zavala director de los colonos de Texas que habían de insurreccionarse y separarse de México, ya que era uno de los principales colonos; y a Gómez Farías – como supuesto Vicepresidente de México – jefe intelectual del movimiento. Ni sólo aquellos traidores pactaron con los masones de Nueva Orleáns la independencia de Texas, sino que se comprometieron a seguir persiguiendo a la Iglesia, mediante una serie de reformas a las leyes.


¿Por qué se le celebra el 21 de marzo?

La Unión Nacional Sinarquista es la culpable de que cada 21 de marzo los mexicanos descansen, y todo porque el 19 de diciembre de 1948, en un mitin Sinarquista en el Hemiciclo a Juárez de la Ciudad de México, DF, se cubrió su estatua con una capucha negra “porque no queremos mirar a este bandido ni queremos que él nos mire a nosotros”. Este acontecimiento motivó que liberales lanzaran consignas y protestas. Los juaristas pidieron la disolución de la Unión Nacional Sinarquista y la proscripción legal de su brazo político, el Partido Fuerza Popular. Se canceló el registro del partido y en desagravio al “benemérito”, se declaró al 21 de marzo, fecha del natalicio de Juárez, como día feriado.

Algo de historia, muchachos, ahora que es el "bicentenario" y sepan quienes son SUS heroes... 

Para más información visiten : http://usuarios.multimania.es/benito_juarez
Abur!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada